¿Por qué no es rentable hacer tu propio sitio web?

Hacer tu propio sitio web

Existen infinidad de programas que permiten hacer tu propia página web o blog de manera “fácil” y “económica”: 1and1 Mi web, Wix, Hostaia, Strato, Blogger, WordPress, Joomla, Drupal…

Pero ¡ no te engañes!

Hacer tu propio sitio web no es rentable.

Pese a que muchos emprendedores no lo tienen en cuenta, si calculas la relación costo-oportunidad te darás cuenta de que hacer tu propio sitio web te va a salir muy caro. Porque el tiempo que pasas haciendo tu web, es tiempo que no dedicas a cosas que realmente sabes hacer bien. Y tu tiempo vale dinero.

Hacer tu propio sitio web

Calcula cuánto cuesta realmente hacer tu propio sitio web

Para calcular cuanto dinero te cuesta hacer tu propio sitio web es tan sencillo como calcular las horas que pasas:

  • Buscando la plataforma o programa que más se adecúe a tus necesidades y a tu conocimiento: porque hay infinidad de plataformas gratuitas y de pago, pero no todas te sirven y no todas son realmente fáciles de usar.
  • Configurando o instalando la plataforma en el servidor: Pese a que algunas plataformas son más fáciles de instalar, la mayoría necesitan conocimientos mínimos de programación para instalar la aplicación en el servidor, los módulos, packs de idiomas, etc.
  • Pensando el diseño de la web: Parece fácil pero pensar como será un diseño web adecuado, eficiente y usable requiere mucho tiempo, muchos esquemas, muchos bocetos,…
  • Aprendiendo el funcionamiento de la plataforma: cada plataforma es un mundo. Las hay de más fácil y de más complicadas, pero sea cual sea tendrás que aprender a utilizarla, entenderla, etc. y eso te llevará su tiempo.
  • Buscando material y textos para realizar tu web: para tu web necesitarás fotografías, textos,… por lo que tendrás que organizarte, buscarlos y/o crearlos.
  • Generando elementos de diseño para tu web: necesitarás retocar imágenes, crear botones, ilustraciones, vídeos, animaciones, etc.
  • Creando el diseño en la plataforma: una vez tengas toda la web pensada y todo el material preparado, tendrás que hacerlo real. Es decir, tendrás que subir todo ese material a la web, ordenarlo, organizarlo, distribuirlo,… hasta conseguir que se parezca a aquello que habías planeado.
  • Configurando el servidor y subiendo tu web: Una vez terminado el diseño de tu web, tendrás que subirlo al servidor y asegurarte de que todo funciona como debería.

En el mejor de los casos, a no ser que tengas un poco de conocimiento previo, pasarás como mínimo una semana haciendo tu web ¡Eso siendo muy optimistas! Porque lo más probable es que estés cerca de un mes para terminar tu web, desde que empiezas a pensar en cómo será y qué tendrá hasta que la tengas subida en tu servidor.


Hacer tu propio sitio webEntonces, plantéate ¿Cuánto vale tu tiempo?

Si haces el cálculo te darás cuenta que vas a dedicar muchísimas horas que valen muchísimo dinero para conseguir hacer una web mediocre que no se ajuste a tus necesidades reales y que no represente verdaderamente el valor de tu empresa.
Además debes tener en cuenta las limitaciones y las desventajas con las que te encontrarás si trabajas con estas plataformas.

Desventajas de los CMS y de los programas para auto-hacer webs o blogs:

  1. Pagas por trabajar.
    La mayoría de plataformas que te permiten realizar tu web de una manera “fácil” y sin tener conocimiento alguno de programación y diseño, tienen un costo mensual que oscila entre los 3 y los 25$. Por lo que, además de tener que dedicar un montón de horas a hacer tu web también tendrás que pagar todos los meses durante toda la vida útil de tu web. En el caso más económico te costará la suma de 3-25$ x 12 meses x 3 años + todas las horas de costo oportunidad que has invertido. Y si haces la suma te darás cuenta de que esa web o blog básico y poco personalizado te va a salir carísimo en el tiempo.
  2. Si la plataforma es gratuita, tu costo de aprendizaje y oportunidad será más alto.
    Hay muchas plataformas que te permiten realizar tu web sin necesidad de pagar por usar la plataforma: WordPress, Joomla, Drupal, etc.  Sin embargo, para utilizarlas necesitas un mínimo conocimiento para instalar la plataforma, los paquetes de idiomas, los módulos, las plantillas, los pluggins, la configuración general en tu servidor, por lo que tendrás que dedicar muchas más horas para aprender a utilizar la plataforma y por lo tanto, tardarás muchas más horas para realizar tu web.  Como mínimo tardarás 2 semanas en hacer una web básica y poco personalizada con estas plataformas. Eso en el mejor de los casos. Porque fácilmente, si no tienes conocimiento previo puedes pasarte un mes para realizar una web básica con este tipo de plataformas Open Source.
  3. Te tienes que adaptar a las opciones y limitaciones que te dan las plataformas.
    Sin importar si la plataforma es gratuita o de pago, tienen sus limitaciones a nivel de opciones, diseño, programación, estrategia y personalización.  Por lo que es muy probable que no puedas hacer todo lo que te gustaría porque trabajas con plataformas que están limitadas. Si bien es cierto que las de Open Source tienen muchas más opciones de personalización, necesitas conocimientos de CSS para personalizar los módulos existentes, e incluso de programación avanzada para poder crear o tus propios módulos personalizados que se adapten realmente a las necesidades de tu empresa.  Y aprender CSS te puede llevar muchísimo tiempo y programación avanzada te puede llevar años.
  4. Te tienes que adaptar a las limitaciones de tu conocimiento de estrategia, diseño, comunicación, marketing, etc.
    ¡Desengáñate! Puedes ser el mejor zapatero del mundo pero no tienes porque saber de diseño.  Por lo que lo más probable es que el diseño que tu hagas para tu web o blog no sea bueno ni adecuado para las necesidades de comunicación y de marketing de tu empresa.  Ten en cuenta que un diseñador, un publicista, un experto en marketing tarda años en formarse y estar capacitado para realizar trabajos atractivos, efectivos, eficientes y de calidad que sepan cautivar al público objetivo y resaltar las virtudes de las empresas.  Por lo que es muy probable que por más horas que dediques a hacer tu web no te ayuden a vender más o a crear un buen posicionamiento en la mente de tus futuros clientes. Sino todo lo contrario.
  5. Transmites una imagen mediocre de tu empresa.
    La imagen hoy en día lo es todo.  Y como ya hemos explicado en repetidas ocasiones, si tu imagen no es buena, tu público potencial entenderá que tu empresa tampoco es buena y por lo tanto estarás perdiendo una oportunidad de oro de fidelizar a tus clientes, de captar a clientes potenciales, de destacar y diferenciarte frente a tu competencia, de trabajar tu branding, de transmitir valores únicos y diferenciales que representen a tu empresa, de tener una buena imagen de tu empresa… Pese a que en las plataformas de Open Source podemos encontrar infinidad de plantillas gratuitas o de costo muy bajo, siempre estaremos limitados a las opciones ya creadas por otros. Por lo que es muy probable que varias páginas tengan la misma plantilla que tu, y por lo tanto que la imagen que transmitas no deje de ser la copia de otros.  En este caso, si tu estrategia de negocios pasa por copiar a otros, utilizar plantillas no será un problema. Pero si buscas diferenciarte y transmitir tu valor único, usando plantillas no lo conseguirás.
  6. No puedes personalizarla según tus necesidades específicas.
    Como ya hemos dicho, las plataformas tienen muchas limitaciones y más aún si no tienes mucho conocimiento de CSS y programación.  Eso, que a priori parece un pequeño problema se puede convertir en un gran problema si quieres hacer estrategias específicas de marketing y comunicación.  Si quieres incluir publicidad para hacer tu web o blog más rentable, si necesitas una landing page para promocionar un producto nuevo, si quieres añadir un apartado para subscripciones a un newsletter, si quieres personalizar tus botones, galerías de imágenes, si quieres incluir una pestaña de e-commerce para poder vender desde tu web… estás limitado.  Con algunas plataformas de pago podrás optar a más opciones subiendo tu cuota mensual.  Pero aun así seguirás limitado a las opciones que te ofrezca la plataforma.  Y si usas una Open Source tendrás que buscar los módulos o plugins adecuados, programarlos, asegurarte de que funcionen,… y nunca tendrás el control absoluto de tu web.
    Por no hablar de los virus específicos que afectan a este tipo de plataformas, como por ejemplo el Viagra WordPress, que hackea tu página de WordPress y te inserta páginas de Viagra. Si eres una farmacia puede que no te importe.  Pero si vendes juguetes para niños tu estrategia y tu reputación se puede echar a perder en un segundo.
  7. No puedes hacer una buena estrategia de posicionamiento SEO.
    El SEO es muy importante en cualquier página web. Sin embargo, este tipo de plataformas no suelen ser muy amigables con el buen posicionamiento en buscadores, a no ser que tengamos un profundo conocimiento de SEO.  Y aun así, el uso de estas plataformas puede ser un limitante.  Esta misma semana, sin ir más lejos, en uno de los cursos de SEO que impartimos, nos hemos encontrado con muchos alumnos que se encontraban con la problemática de no poder poner en práctica el nuevo conocimiento adquirido de SEO porque la plataforma no les daba esa opción y ellos no tenían el suficiente conocimiento de programación como para solucionarlo.
  8. Limitas tu estrategia de branding.
    Si estás limitado en el diseño de tu web o blog, en la programación, en el SEO, en la imagen que proyectas, en las estrategia de marketing, comunicación y ventas, en la personalización,… por descarte, también se verá limitada tu estrategia de branding y por lo tanto el posicionamiento que tendrá tu empresa en la mente de tus clientes.
  9. Eres cautivo de la plataforma.
    Si utilizas este tipo de plataformas, como por ejemplo Wix, etc. y, por el motivo que fuere, no satisface tus necesidades y quieres migrar tu web a otra plataforma o reprogramarla en HTLM5, no puedes.   Eres un cliente cautivo de la plataforma.   Por lo que si dejas de utilizarla tendrás que empezar de 0.   Y eso implica volver a pagar la web para que te haga una buena web una agencia de diseño web, o volver a pagar y a rehacer tu mismo tu web en otra plataforma, o simplemente volver a rehacer tu web al completo en una nueva plataforma.
    Hay algunas aplicaciones que supuestamente ayudan a migrar webs de una plataforma a otra.   Pero no funciona con todas, por no decir con casi ninguna, y siempre se pierden y se desconfiguran cosas. Por lo que si o si toca rehacerla parcial o completamente.
  10. Pierdes un tiempo valiosísimo que podrías dedicar a hacer cosas que realmente haces bien.
    Como hemos dicho al principio, esto es quizás el aspecto que menos se tiene en cuenta, sin embargo, es el más importante. Todo el tiempo que pasas haciendo una web que seguramente será mediocre es tiempo que no pasas haciendo todos aquellos trabajos que verdaderamente se te dan bien y que verdaderamente suman valor para tu empresa.
    Porque aunque muchos emprendedores no lo sepan, el buen emprendedor no es aquel que lo hace todo más o menos. El buen emprendedor es aquel que sabe cuándo y a quién delegar el trabajo para asegurarse que todo lo que hace gira a favor del negocio y de la empresa.

Hacer tu propio sitio web

Es más barato contratar a una empresa para que haga tu web o blog que hacerlo tu mismo.  Hay mil opciones para hacer webs y blogs, pero en el mediano-largo plazo lo más rentable es delegar este trabajo en empresas especializadas con amplios conocimientos de diseño, publicidad, marketing, estrategia y programación que no solo serán capaces de hacerte una buena web atractiva, personalizada y bien programada, sino que además te ayudarán a hacer estrategia para que tu web te ayude a incrementar las ventas y a mejorar la imagen de tu empresa.

¿Aun sigues pensando que la mejor opción es hacer tu propia web?, déjalo en manos expertas, comunicate con nosotros y en poco tiempo tendrás la imagen de tu marca o empresa en Internet.